Home / Depresión & sucidio  / Ayuda  / Hablar salva vidas: Una introducción a la prevención del suicidio

Hablar salva vidas: Una introducción a la prevención del suicidio

Más de 800,000 personas mueren por suicidio cada año; alguien muere por suicidio cada 40 segundos; por cada suicidio, otras 25 personas lo intentan

El suicidio es un problema de salud y por lo general hay un aumento de este durante las vacaciones. El suicidio se puede prevenir y Jacob Gardner, coordinador de desarrollo comunitario y educación de Community Bridges Inc., habló recientemente sobre el problema y cómo resolverlo.

 

La importancia de cómo hablamos de asuntos de suicidio.
Lo que se debe y no se debe hacer en el lenguaje: Evitar “suicidio cometido” y decir “murió por suicidio”, “terminó su vida”, “se suicidó”; evitar el intento “fallido” o “exitoso”, y en su lugar decir “intento de suicidio” o “muerte por suicidio”.

 

Más de 800,000 personas mueren por suicidio cada año; alguien muere por suicidio cada 40 segundos; en los Estados Unidos, el suicidio es la décima causa de muerte; por cada suicidio, otras 25 personas lo intentan.

 

No hay una causa única, sino múltiples factores de intersección. La gran mayoría de las personas que mueren por suicidio tienen una condición de salud mental que contribuye a su muerte; 1 de cada 4 personas experimentará una condición de salud mental, y la mayoría no mueren por suicidio. Los cerebros de las personas que mueren por suicidio difieren de los que mueren por otras causas, tanto en su estructura como en su función.

 

La mayoría de las personas que son suicidas son ambivalentes acerca de quitarse la vida. En general, la perspectiva de una persona suicida incluye: alcanzar el punto de crisis; estar desesperado por escapar; el pensamiento se vuelve limitado.

 

Todos están en riesgo, pero algunos de los factores son:

• Factores de salud: condiciones de salud graves o crónicas; dolor crónico; lesiones graves en la cabeza.

• Condiciones de salud mental que incluyen: depresión; desorden de personalidad; trastornos bipolares; psicosis; desórdenes de ansiedad; trastornos por uso de sustancias.

• Factores históricos: antecedentes familiares de suicidio; antecedentes familiares de afecciones de salud mental; abuso infantil; intentos previos de suicidio.

• Factores ambientales: acceso a medios letales; exposición / contagio; estrés prolongado a un evento estresante de la vida.

 

Lo que otros ven y lo que no saben:

• Riesgo genético;

• Depresión;

• Estrés prolongado en el trabajo;

• Consumir bebidas alcohólicas más de lo habitual.

 

Prevención del suicidio:

• Cuidado de la salud mental;

• Apoyo familiar y comunitario;

• Habilidades para resolver problemas;

• Creencias culturales y religiosas.

 

El cuidado de la salud mental es un ingrediente importante para prevenir el suicidio:

• Sé proactivo sobre la salud mental;

• Haz de la salud mental una prioridad;

• Consulta a un médico o profesional de salud mental;

• Ve a una evaluación;

• Discute opciones de tratamiento;

• Encuentra lo que funciona mejor para el individuo.

 

Lo más importante que puedes poner entre una persona suicida y su forma de terminar con su vida es el tiempolimitar el acceso a los medios de suicidio también lo evita.

 

Soporte: ¿Qué puedes hacer?

• Tener una conversación;

• Estar atento a las señales de advertencia;

• Permanecer en contacto;

• Buscar ayuda.

 

Señales de advertencia de suicidio: Escuchar y ver

Cuando se habla de: acabar con sus vidas; no tener ninguna razón para vivir; ser una carga para otros; sentirse atrapado; dolor insoportable.

Cuando el comportamiento se parece a: aumento del consumo de alcohol o drogas; problemas con el sueño; acciones imprudentes; abandono de actividades; aislamiento de familiares y amigos; búsqueda de una manera de suicidarse; regalo de posesiones.

Cuando el estado de ánimo se ve como: depresión; apatía; rabia; irritabilidad; impulsividad; humillación; ansiedad.

 

Confía en tu instinto, supón que eres es la única persona a la que se va a acercar.

 

Establecer contacto:

• Habla con ellos en privado;

• Escucha su historia;

• Expresa preocupación y cuidado;

• Pregunta directamente sobre pensamientos suicidas: “¿Estás pensando en suicidarte?”;

• Anímalos a buscar servicios de salud mental;

• Evita minimizar sus sentimientos;

• Evita tratar de convencerlos de que la vida vale la pena;

• Evita consejos para arreglarlo.

 

Si crees que podrían intentarlo pronto: quédate con ellos; ayúdales a asegurar o eliminar medios letales; acompáñalos a los servicios de salud mental.

 

 

Artículo traducido de Payson Roundup

NO COMMENTS

POST A COMMENT