Home / Traducción  / Cinco cosas que hacer cuando las festividades no son muy estimulantes

Cinco cosas que hacer cuando las festividades no son muy estimulantes

Las fiestas pueden provocar que te sientas ansioso o deprimido, a pesar de todas las decoraciones y las celebraciones

Para muchas personas, los días festivos evocan una imagen mental –como las pinturas de Norman Rockwell– de personas reunidas para disfrutar de la comida, los amigos y la familia, acompañados de sentimientos de amor, calidez y emoción.

 

Pero para otros, las fiestas pueden provocar que se sientan ansiosos o deprimidos, a pesar de todas las decoraciones y las celebraciones.

 

Puede haber presión por impresionar a amigos y familiares con una casa impecable o darles el regalo perfecto. La necesidad de viajar y comprar regalos puede forzar un presupuesto ya apretado. Las multitudes en los estacionamientos, en los centros comerciales y en los aeropuertos son suficientes para provocar en cualquiera un estado de mayor ansiedad.

 

Las obligaciones de asistir a múltiples celebraciones o visitar a todos pueden ser abrumadoras. Tal vez el tiempo en familia esté contaminado por conversaciones no deseadas o por un familiar tóxico. Quizás las fiestas les recuerdan a amigos o familia que ya no están aquí para celebrar.

 

Por último, pero no menos importante, algunas personas no tienen con quién pasar las fiestas.

 

Aquí hay cinco cosas que puedes hacer si te encuentras estresado o deprimido por esta temporada decembrinas.

 

1. Di “No” si te sientes abrumado.

Hay muchas funciones a las que puedes asistir (y hospedar), especialmente si estás ocupado con tus obligaciones diarias y tienes un tiempo libre limitado. Tratar de ir a demasiados lugares o hacer que tu casa se vea impecable para los invitados puede hacer que las reuniones que se suponen sean agradables terminen siendo abrumadoras.

 

Si tratar de ser todo para todos te chupa la alegría de las fiestas, no tengas miedo de decir “no” a algunas invitaciones y opta por no celebrar tu fiesta anual. Esto te brinda la oportunidad de pasar tiempo individual con amigos o familiares en el nuevo año cuando los calendarios son un poco más abiertos y las interacciones pueden ser más íntimas y significativas.

 

Por otro lado, si tienes ansiedad social, puedes “lanzar” tu salud mental en caída libre al esforzarse demasiado por participar en eventos o ir a lugares con mucha gente que desencadenen tus síntomas. Si las tiendas inundadas con demasiados compradores son tu pesadilla, apóyate en sitios web confiables para comprar los regalos en línea. Incluso puedes aumentar el impacto de tus compras a través de Amazon Smile: una parte de lo que gastes se donará a la organización benéfica que elijas.

 

2. Sé amable con tu cartera.

Si las finanzas son una fuente de ansiedad, rechaza los intercambios de regalos a cambio de actividades de bajo costo que puedas compartir con tus seres queridos. Ofrece invitar a alguien a una comida casera o planea una salida para tomar un café. También puedes establecer límites de gasto o hacer regalos caseros si no puedes evitar un intercambio de regalos.

 

Los gastos de viaje pueden ser prohibitivos; si es el caso, pide a tu familia o amigos te ayuden a cubrir el costo de tu viaje para las fiestas en lugar de dar regalos. Usa la tecnología para estar presente cuando no puedas acudir en persona. Skype y Google Hangouts son dos formas gratuitas de hacer videollamadas con una o más personas. Facetime también es una opción para usuarios de iPhone.

 

3. Aprende cuándo terminar conversaciones no deseadas.

Muchas familias tienen ese miembro tóxico (o algunos de ellos) que pueden convertir una conversación aparentemente buena en una disputa familiar.

 

Cuando veas que las cosas comienzan a empeorar, NO PROVOQUES AL OSO.

 

No tengas vergüenza en retirarte de la situación: sal de la habitación o camina afuera hasta que prevalezcan las cabezas más frías.

Si tu temor se centra más en ser interrogado por amigos y familiares sobre temas como el estado de tu relación, el aumento de peso o un evento difícil que recientemente has enfrentado, tienes algunas opciones: Puede ser útil ensayar respuestas de preguntas anticipadas antes de las reuniones, para que no tengas dificultades en averiguar qué decir. Puedes cambiar el tema de la conversación si no tienes ganas de tener una discusión en particular, pero trata de no hacerlo de una manera provocativa o defensiva.

Por ejemplo, a la pregunta “¿Cómo te va desde la separación?”, no respondas con “¿Cómo te va desde que dejaste de lado ese ascenso en el trabajo?”.

 

Por último, simplemente puedes decirle a alguien que el tema que están abordando es un tema delicado que preferirías no discutir.

 

4. Honra a los que han fallecido.

Recuerda que está bien estar triste. No hay manera de reemplazar la presencia de un ser querido que ha fallecido, pero una forma de sobrellevarlo es honrar su memoria en lugar de llorar su ausencia.

 

Algunas ideas incluyen:

  • Donar tiempo o dinero (si puedes) en nombre de tu ser querido a una causa cercana y querida para ellos;
  • Deja un lugar en la mesa para ellos;
  • Mira fotos o videos antiguos con otros amigos y familiares para recordar los buenos tiempos; o
  • Promueve esa tradición de la cual el difunto solía tomar iniciativa.

 

Si continuar con las viejas tradiciones es demasiado doloroso, opta por crear otras nuevas que creas que tu ser querido habría disfrutado.

 

5. No estés solo si no quieres.

Si prefieres pasar las festividades relajándote en soledad o haciendo reflexiones personales, no hay nada de malo en ello. Sin embargo, si te sientes solo y sin amigos o familiares con quienes pasar el tiempo, hay otras personas que también están buscando o que están abiertas a tener compañía:

 

Habla con tus compañeros de trabajo y vecinos para informarles que estarás solo y que te gustaría reunirte.

 

Encuentra opciones de voluntariado: es una excelente manera de conocer nuevas personas que también quieren dedicar su tiempo a las buenas causas y conectarse con personas (o animales) que están en necesidad durante las fiestas decembrinas.

 

Busca en línea a otras personas que buscan personas con quienes conversar: la búsqueda de eventos en tu área a través de las redes sociales puede ayudarte a encontrar personas que comparten tus intereses.

 

 

 

Artículo traducido de Mental Health America.

NO COMMENTS

POST A COMMENT